El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, insistió hoy en la necesidad de abordar cambios normativos para hacer posibles las fusiones en el sector eléctrico y poder competir con los grandes grupos europeos. "La actual legislación frena toda fusión y es totalmente injusto cuando las compañías extranjeras pueden entrar y hacer operaciones", señala Sánchez Galán en una entrevista publicada hoy por el Financial Times.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, insistió hoy en la necesidad de abordar cambios normativos para hacer posibles las fusiones en el sector eléctrico y poder competir con los grandes grupos europeos. "La actual legislación frena toda fusión y es totalmente injusto cuando las compañías extranjeras pueden entrar y hacer operaciones", señala Sánchez Galán en una entrevista publicada hoy por el Financial Times. No obstante, el presidente de Iberdrola precisa que la entrada de la constructora ACS en el capital de la eléctrica no implica necesariamente la existencia de un proyecto de fusión con Unión Fenosa. "No han pedido entrar en el Consejo y apoyan a la dirección. Son inversores estables", explica. En su opinión, las fusiones "no están para crear grandes campeones" sino "para crear valor". En la entrevista, Sánchez Galán critica a Francia, Italia y Portugal por no abrir sus mercados, algo que sí han hecho España y el Reino Unido. Según el presidente de Iberdrola, las participaciones que algunos gobiernos mantienen en las compañías energéticas, como el de Francia en EDF, impiden que todas las empresas europeas compitan al mismo nivel. Sánchez Galán subraya que el desarrollo de un mercado único de la energía en Europa se está viendo frenado tanto por la lentitud de las privatizaciones como por la falta de interconexiones entre los distintos países.