El presidente de General Motors Europa, Carl-Peter Forster, abandonará hoy su puesto al frente de la filial europea del grupo automovilístico norteamericano debido a la repentina cancelación de la venta de Opel a la empresa austriaca canadiense Magna International anunciada esta semana, según una información de 'Der Spiegel' recogida por Europa Press. El candidato a sustituirle podría ser en vicepresidente mundial de GM y responsable de operaciones internacionales Nick Reilly, un nombramiento que los trabajadores de Opel en Alemania consideran una provocación, según explica la publicación alemana.