El presidente ejecutivo de Gaz de France, Jean-François Cirelli, ha señalado que "sentiría" que el proyecto de fusión con Suez no viera la luz. En la rueda de prensa convocada con motivo de la publicación de sus resultados semestrales, Cirelli ha asegurado además que si fracasa la operación no está prevista su dimisión. La compañía ha presentado una caida en su beneficio hasta junio del 11 por ciento.
Declaraciones que se producen en respuesta al artículo publicado por el semanario La Lettre de l'Expansion en el que se aseguraba que ya se le ha buscado un posible sustituto, el director de gabinete del Ministerio de Economía francés, Stephane Richard. Por otro lado y en una entrevista a Les Echos, Cirelli asegura que el plan de fusión con Suez "no está muerto" y que Suez debe dar los pasos necesarios para que el proyecto pueda ser sometido a los dos consejos de administración en el plazo más breve. Señala que todas las cuestiones pendientes tales como el nombre de la nueva sociedad están resueltas y que por parte de GdF tan solo queda obtener el visto bueno de los accionistas. Con respecto al plazo para llevar a cabo la operación, Cirelli afirma que no hay fecha límite aunque la autorización dada por la Comisión Europea vence en breve.