El presidente de Fiat, Luca Cordero di Montezemolo, confirmó el martes su dimisión al "haber finalizado la tarea" que le encomendaron los accionistas de la compañía en 2004. Montezemolo permanecerá en el consejo de administración de Fiat y mantendrá su cargo al frente de Ferrari, mientras que, según anticiparon los medios italianos, con toda probabilidad, el heredero de la familia Agnelli y actual vicepresidente del grupo, John Elkann, de 34 años, asumirá la presidencia del grupo.