El presidente de la compañía alemana de suministro energético E.on, Wulf Bernotat, considera que la legislación de la Comisión Europea (CE) es más peligrosa para las empresas europeas del sector que Rusia. Bernotat critica que la Unión Europea estudie separar la producción y la propiedad de redes de transporte de gas y electricidad de los grandes consorcios de la energía como E.on o Rwe.
En una entrevista al diario Financial Times Deutschland Bernotat dijo que "todos hablan de Rusia, pero la amenaza real viene de la CE". En el este de Europa existe el temor a que el consorcio estatal ruso Gazprom se haga con el control de partes importantes de la industria de la energía de la Unión Europea (UE), según el periódico. Bernotat criticó que la UE prevé separar la producción y la propiedad de redes de transporte de gas y electricidad de los grandes consorcios de la energía como E.on o RWE. Con esta medida, la UE quiere potenciar la competencia en el sector de la energía y reducir los precios de la electricidad. Los ministros de Energía de la UE debatirán a comienzos de diciembre sobre esta propuesta de ley, que debe ser aprobada por el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la Unión. En una entrevista publicada ayer en el periódico sensacionalista alemán Bild am Sonntag, la comisaria europea de la Competencia, Neelie Kroes, reprochó a E.on unos precios injustamente elevados y amenazó con nuevos procedimientos por impedir la competencia. No obstante, Bernotat se mostró convencido de que E.on no será dividida, ya que "estos procesos duran mucho tiempo en Bruselas, sobre todo, cuando miembros importantes como Francia y Alemania se oponen".