El precio del cobre caía el lunes, porque inversores se mostraban preocupados de que una reciente subida de la demanda china estaba decayendo en el comienzo de una temporada de mercado tradicionalmente tranquila. La perspectiva era débil, con las acciones europeas cayendo más de un 1 por ciento por continuas preocupaciones sobre las crisis financieras que han dañado la economía global y reducido la demanda de metales. El cobre para entrega en tres meses MCU3 en la Bolsa de Metales de Londres (LME según su sigla en inglés), que previamente cayó más de un 3 por ciento, se negociaba a 4.535/4.540 dólares la tonelada en las ruedas oficiales desde 4.680 dólares el viernes.