Los precios de los bienes importados en Estados Unidos descendieron en febrero por séptimo mes consecutivo, lo que sugiere que la recesión mundial está eliminando la presión sobre los precios en el país. Los precios de las importaciones descendieron en febrero un 0,2% sobre una base mensual, informó el viernes el Departamento de Trabajo. La caída fue inferior a las expectativas de Wall Street, de un descenso del 0,8%. La disminución fue la más leve desde que se iniciaron los descensos en agosto, lo que sugiere que aunque la inflación está bajo control aún hay poca evidencia que sugiera una deflación.