El precio de la vivienda en el Reino Unido subió de forma inesperada por primera vez desde octubre de 2007 por los continuos y agresivos recortes de tipos del Banco de Inglaterra. El coste medio de una casa en las Islas subió el 0,9% en marzo hasta los 150.946 libras (165.500 euros), según la asociación hipotecaria.