Los precios de la vivienda cayeron en Francia un 9,8% en ritmo interanual hasta el primer trimestre, una cifra que podría aumentar en el conjunto del año, según el informe presentado hoy por la Federación Nacional Inmobiliaria (FNAIM). El abaratamiento entre el primer trimestre de 2008 y el mismo periodo de este año fue mayor para las casas (del 11,2%) que para los pisos (del 8,4%), indicó la FNAIM, que destacó que la caída afectó a todas las regiones francesas, aunque con diferencias significativas.