Las viviendas que se están vendiendo han tenido que bajar como mínimo un 20% sobre el precio que marcaban en 2008

Según indicaron a Europa Press fuentes de la Asociación Empresarial de Gestión Inmobiliaria de Andalucía (AEGI), el precio de la vivienda debe bajar al menos un 20% que apuntaron que esta bajada de precios se ha elevado en algunos casos al 40%, en relación con el precio de hace casi tres años.

Las fuentes indicaron que "aquel vendedor que está siendo realista y está bajando sus precios sí está vendiendo sus pisos", de forma que "sí se venden aquellos pisos cuyos precios están bajando como mínimo un 20 por ciento en relación con el precio de 2008", unas bajadas que en algunos casos alcanzan el 40 por ciento de descenso.