Nationwide ha anunciado que los precios de la vivienda en Reino Unido han caído en un 0,5% mensual en diciembre, la segunda bajada consecutiva tras la caída del 0,8% el mes pasado. El dato refuerza la idea de que el mercado inmobiliario se ralentiza.