El encarecimiento de los precios de la vivienda en España volvió a ralentizarse gradualmente en el primer trimestre
, según los datos publicados el viernes por al Ministerio de Vivienda. Los precios de la vivienda crecieron un 4% internanual en el primer trimestre, después de haber subido un 4,8% interanual en el cuarto trimestre. El incremento de los precios de la vivienda se ha estado ralentizando de manera gradual desde alcanzar un máximo del 18,5% en 2003 como consecuencia del aumento de los tipos de interés de la eurozona y del elevado endeudamiento de España. Desde 1996, los precios de la vivienda han subido un 130% en términos reales, la segunda mayor tasa de la eurozona detrás de Irlanda, debido a los tipos de interés históricamente bajos y a que los elevados niveles de inmigración alimentaron una enorme demanda de viviendas.