El PMI del sector servicios en España volvió a contraerse en enero e inaugura su tercer año consecutivo de contracción, aunque se situó en su nivel más alto desde diciembre de 2007.