El plan de rescate de Adam Opel, la subsidiaria alemana de General Motors, podría suponer la eliminación de 7.600 empleos en Alemania, según publica el jueves el periódico regional Rheinische Post, que cita fuentes anónimas. El plan, que prevé un ahorro de costes laborales de 1.500 millones de euros, no ha sido aún aprobado por GM, señala el diario, en este caso citando a un miembro del Ministerio de Economía.