El Gobierno estadounidense no tiene planes para conducir a General Motors a la suspensión de pagos la próxima semana, mientras que los resultados del plan de reestructuración definitivo de la corporación no se conocerán antes del 1 de junio, según fuentes conocedoras de la situación. Por su parte un portavoz del Departamento del Tesoro declinó realizar comentarios sobre esta información, después además de que el diario 'Wall Street Journal' apuntara que el Tesoro tiene previsto forzar la suspensión de pagos de General Motors la próxima semana.