El plan de ahorro de la multinacional multinacional canadiense-austriaca Magna, que ha llegado a un preacuerdo para hacerse con General Motors (GM) Europa, podría suponer la rescisión de unos 1.600 empleos en la planta de GM España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas. Así lo apuntó el jueves el secretario general de UGT en la planta de GM España y representante en el comité europeo, Pedro Bona, a partir de los cálculos realizados respecto a la previsión de reducir la producción de la fábrica hasta las 320.000 unidades, cuando está preparada para construir 130.000 más.  El pasado martes, Magna presentó al comité europeo del grupo en un encuentro en Frankfurt un plan de ahorro de 1.750 millones de dólares (unos 1.300 millones de euros) a ejecutar en cinco años, y que supondría reducir la carga de trabajo de Figueruelas hasta las 320.000 unidades, las que se están fabricando en la actualidad a consecuencia de la crisis.