El PIB generado por la actividad turística caerá un 5,6% en 2009, a pesar de que en el  segundo trimestre del año se vislumbraron "brotes de esperanza" que han frenado la caída libre del sector, pero que no permiten hablar todavía de una recuperación en el corto plazo en un entorno con "poca visibilidad" y en "sombrío", según estimó hoy la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur). De esta forma, el 'lobby' turístico mantiene sus previsiones anunciadas en abril, para un sector cuya caída parece haber "tocado fondo", gracias a las ofertas y a una recuperación "leve" de la demanda nacional.
Según confirmó el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, este será el segundo año consecutivo de aportación negativa al PIB turístico, que cerró 2008 con una caída del 1,6%, lo que sitúa al sector en el "peor año de su historia".