El Producto Interior Bruto (PIB) italiano se contrajo un 2,9 por ciento durante los últimos tres meses del año pasado en comparación con el mismo periodo de 2007 y un 1,9 por ciento con respecto al trimestre anterior, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística Italiano (ISTAT). Estos datos, peores de lo previsto anteriormente por el Instituto de Estadística italiano, suponen la mayor caída trimestral del PIB desde 1980, es decir, desde que este organismo realiza sus investigaciones. La estimación que el ISTAT había difundido el pasado 13 de febrero mostraba una caída del 1,8 por ciento en el PIB del último trimestre de 2008 con respecto a los tres meses anteriores y del 2,6 por ciento interanual. En cuanto a las importaciones de bienes y servicios, Italia registró una caída del 8,8 por ciento en el último trimestre de 2008 con respecto al mismo periodo de 2007 y del 6 por ciento en comparación con los tres meses anteriores.