El PIB italiano cayó en el primer trimestre del año un 5,9 por ciento respecto al dato del primer trimestre de 2008, un desplome provocado por la crisis económica global que supone la mayor contracción de la economía de Italia desde 1980. Al igual que otras economías europeas dependientes de las exportaciones como Alemania, Italia se ha visto gravemente afectada por la crisis económica y con el primer trimestre de 2009 ya son cuatro trimestres consecutivos de caídas. El mayor periodo de recesión registrado en Italia en la historia reciente se produjo entre 1992 y 1993, cuando el crecimiento fue negativo durante seis trimestres consecutivos, aunque el grado de la recesión fue en aquella ocasión menor que el de la actual. La contracción de la economía italiana en el primer trimestre del año ha sido sensiblemente mayor que la de otros países gravemente golpeados por la crisis.