Con el dato de PIB del segundo trimestre, cuando se contrajo un 1,0% en tasa intertrimestral, ya son cuatro los trimestres consecutivos de contracción desde que la complicación mundial de las condiciones de financiación provocara el hundimiento del antes boyante mercado inmobiliario del país.

A mediados de año, el Gobierno español revisó a la baja sus estimaciones de PIB para 2009, cuando estima que se contraerá un 3,6%, para recuperarse y registrar una caída del 0,3% en 2010. Previamente, había calculado una contracción del 1,6% este año y un crecimiento del 1,2% el año próximo.

El INE también revisó el miércoles los datos de 2007, una décima a la baja hasta un crecimiento del 3,6%, y una décima al alza hasta un crecimiento del 4,0%.