La economía española se contraerá el 3,6% en 2009 y mostrará un moderado avance del 0,3% en 2010, según el último informe semestral de la economía española elaborado por Caixa Catalunya, que estima además que este año se cerrará con una tasa de inflación negativa del 0,3%. Según el informe, este año el PIB se contraerá por una contribución negativa de la demanda interna de 5,4 puntos, lastrada por la caída del consumo privado y la inversión. El Informe Semestral sobre Economía Española y Contexto Internacional del Servicio de Estudios de Caixa Catalunya destaca además que la construcción residencial habría concluido prácticamente su ajuste en la primera mitad de 2009.