El Producto Interior Bruto (PIB) del conjunto de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) creció el 0,6% en el segundo trimestre, tanto como en el primero. Con ello, el crecimiento anual entre el segundo trimestre de 2006 y el mismo período de 2007 fue del 2,5%. En su comunicado, la OCDE en destaca la disparidad de la evolución del PIB entre los Estados miembros. Con un aumento del PIB del 0,8% en el segundo trimestre, el más elevado desde el primer trimestre de 2006, Estados Unidos contribuyó en 0,6 puntos a la tasa de crecimiento económico anual de la zona de la OCDE. La zona euro tuvo un crecimiento del PIB del 0,3% -un retroceso sobre el 0,7% del primer trimestre- y contribuyó en 0,7 puntos al avance anual de los países de la OCDE en su conjunto. Japón también experimentó una clara ralentización en el segundo trimestre, con un avance del PIB del 0,1%, tras el 0,8% en el primero.