El petróleo ha vuelto a marcar máximos históricos y cada vez sitúa su techo más cerca de los 100 dólares por barril. El West Texas, de referencia en Estados Unidos, ha marcado un récord en 99,29 dólares para después caer en la sesión un 0,20% hasta los 97,80 dólares. Por su parte, el Brent, seguido en Europa, ha marcado un máximo de 96,53 dólares antes de caer hasta los 95,22.