El petróleo avanzó el viernes a un récord por encima de los 90 dólares el barril, impulsado por la estrechez de los inventarios de combustibles de cara al invierno y el debilitamiento del dólar. El crudo operado en la Bolsa Mercantil de Nueva York ganaba 33 centavos, a 89,80 dólares el barril a las 10:43 GMT, tras dispararse a un récord de 90,07 dólares minutos antes. El crudo Brent de Londres perdía 6 centavos, a 84,54 dólares el barril. El avance del petróleo -en el que los futuros negociados en Estados Unidos han marcado máximos históricos en seis jornadas consecutivas- se ha visto alimentado por el fuerte debilitamiento del dólar, factor que ha dado soporte a todas las materias primas denominadas en dólares.