Los precios del petróleo acentuaban el lunes su caída perdiendo más de 3,5 dólares por barril y tocaron mínimos desde febrero, ante los temores de inversores de que los esfuerzos para terminar con la crisis crediticia no logren evitar una desaceleración global. El crudo estadounidense liviano para entrega en noviembre caía 3,57 dólares por barril, a 90,32 dólares por barril a las 0708 GMT. Los precios caían a sus nivales más bajos en 8 meses, más allá de los 90,51 dólares registrado a mediados de septiembre -su nivel más bajo desde febrero- y extendían el descenso de la semana pasada, cuando cerraron con una caída del 12%, en su mayor pérdida semanal en casi 4 años. El crudo Brent de Londres de Londres perdía 2,93 dólares, a 87,32 dólares por barril.