El precio del petróleo se consolidaba en la tarde en Londres, aunque se mantenía cerca de las máximas registradas ayer después de que la fuerte caída de las reservas de crudo en Estados Unidos elevara el temor a una escasez de suministro, a lo que sumó el miedo a que el huracán Humberto pueda afectar a la producción en el Golfo de México. Algunos inversores han optado por tomar beneficios después de que el crudo de Texas registrara una nueva máxima de 80,18 dólares a última hora de ayer tras conocerse el informe del DOE, mientras que el petróleo Brent subió hasta su nivel más elevado desde agosto de 2006.