Wall Street se tiñe de verde. Los inversores salen de compras gracias al buen tono que deja la pequeña contracción del paro en Estados Unidos. Así el Dow Jones suma un 0,81%, el Nasdaq avanza un 0,845 mientras el S&P repunta un 0,70%. En el mercado de divisas, el euro se mantiene fuerte frente al dólar y se cambia por 1,4264 unidades mientras el precio del crudo cede algo de terreno hasta el nivel de los 71 dólares/barril.
Alzas generalizadas en Wall Street. La renta variable americana comienza la sesión con alegría pese a que los futuros predecían una nueva jornada de ventas. Pero nada es como se esperaba. Los inversores borran el gesto tenso y respiran algo más tranquilos tras conocer que los datos de empleo, publicados por el Departamento de Trabajo, han sido mucho mejor de lo esperado. Así, pese a que la economía de Estados Unidos destruyó 247.000 empleos durante el pasado mes de julio, la tasa de paro retrocedió una décima, su primer descenso desde abril de 2008, hasta el 9,4%. Un buen tono que se extiende en todas las plazas, el Dow Jones suma un 0,81%, el Nasdaq avanza un 0,845 mientras el S&P repunta un 0,70%.

Tras el dato de empleo, sin lugar a dudas la mayor parte de la atención de los inversores recae sobre la que fue la mayor aseguradora del mundo, AIG, ya que ha logrado frenar las pérdidas que acumulaba desde 2007. En el segundo trimestre, esta compañía regresa a los beneficios, con 1.820 millones de dólares, y un resultado operativo que duplica lo esperado por los analistas. Con este escenario, AIG se dispara hasta rozar el 12% de revalorización.

Tono opuesto para otras de las que antaño fueron grandes, Fannie Mae que ha dado a conocer sus cuentas. El prestamista hipotecario, colocado bajo la tutela o administración del Gobierno para evitar su potencial implosión, se desploma en bolsa más de un 12% después de registrar un importante aumento de su pérdida durante el segundo trimestre debido a cargos relacionados con créditos por 18.800 millones de dólares motivados por el aumento de los incumplimientos en los pagos. La empresa admitió además que depende del Gobierno para seguir operando.

En lo que respecta al sector bancario, el buen tono del mercado acompaña a sus títulos. Es el caso de Citigroup que gana un 3,45%, Bank of America repunta un 0,18%, JP Morgan avanza un 1,98% mientras Morgan Stanley lo hace un 1,26%.

Otra de las compañías que destaca hoy es Unilever cuyo presidente ejecutivo, Paul Polman, cumplió su promesa de aumentar rápidamente los volúmenes de ventas del gigante de productos de consumo. Esta empresa, que se anota en bolsa una subida del 0,37%, anunció ayer resultados del segundo trimestre que sobrepasaron las predicciones de los analistas de crecimiento de ventas.

En un día en el que el precio del petróleo cede 63 centavos hasta situar al barril West Texas por debajo del nivel de 71,65 dólares, ExxonMobil repunta un 0,40%, ConocoPhillips rebota un 0,70%, Chevron gana un 0,66%.