Las peticiones semanales de subsidio por desempleo en EEUU registraron en la semana que concluyó el pasado 6 de marzo un descenso de 6.000 solicitudes, hasta un total de 462.000 demandas de subsidio, según informó el Departamento de Trabajo, lo que supone una mejoría inferior a lo previsto por el mercado, que esperaba un descenso semanal de unas 10.000 personas.
Asimismo, las personas que percibían de manera continuada algún tipo de protección frente al desempleo alcanzó hasta hasta el pasado 27 de febrero los 4,55 millones, lo que supone un incremento de 37.000 peticiones respecto a la semana anterior.