El número de solicitantes de empleo en Francia aumentó en 8.200 personas en el mes de marzo, un 0,4%, después de haber bajado en 13.700 personas en el mes de febrero, con lo que supera la barrera de los 1,9 millones de parados, según los datos publicados por el Ministerio galo de Economía. La titular del Departamento, Christine Lagarde, "toma nota de esta casi estabilización del número de parados en marzo", que se produce "en un ambiente económico internacional difícil por el aumento del precio del petróleo y el valor del euro", según señala en un comunicado.