Unos resultados en línea con lo esperado –pierde 94 millones de euros hasta marzo- y una cotización que ha pasado de la euforia matutina a la calma -termina la sesión con un recorte del 0,07%-. Son dos de las noticias que hacen que muchos analistas se acuerden hoy de Ence. Pero lo más importante es sin duda un tercer factor: el anuncio de la papelera de que vende parte de sus activos en Uruguay y que supone una venda en su talón de Aquiles: su deuda.
La reacción inicial de Ence al anuncio de su desinversión en Uruguay ha sorprendido por lo exagerada esta jornada, cuando el valor llegaba a revalorizarse más de un 4 por ciento. Cierto es que, con ello, la papelera logra descongestionar su cuestionable situación financiera, porque la operación de venta a la finlandesa Stora Enso y a la chilena Arauco está valorada en unos 253 millones de euros. Pero no menos cierto es que la operación se realiza por debajo del precio que se esperaba. De ahí que a Julián Coca, gestor de renta variable de Inversis Banco, le resulte curiosa la reacción de Ence en bolsa. “El mercado había puesto en precio que el tema de Uruguay iba a salir bien y que, en caso de venta, iba a conseguir un precio bueno”, señala. Sin embargo, continúa, “ha conseguido un precio por debajo de lo que estaba esperando el mercado”. Por ello, Coca cree que la bolsa está cotizando más sus resultados que la solución de sus problemas en el país sudamericano. Aún con todo, cree que la venta de activos en Uruguay es positiva para la compañía porque tenía un problema: un endeudamiento muy importante, de 12 veces Ebitda. Ahora, con la venta anunciada conseguirá reducirlo y dejarlo en 7 veces, algo que sigue siendo alto, pero en una situación de mercado de crédito con muchas tensiones y con el sector financiero muy presionado conseguir vender y reducir deuda es muy positivo.


Gráfico de la evolución bursátil de Ence

En la misma línea, los analistas de Espirito Santo estiman que la operación reforzará el balance de una compañía muy ahogada por la deuda, especialmente ahora que el sector se encuentra en la parte baja del ciclo económico, mientras que los de Banesto Bolsa, consideran que el mercado debe premiar la noticia pese a que la marcha de Uruguay a los precios pactados “supone una mala operación económica”. Esta casa de análisis mantiene su recomendación de comprar sobre la compañía, con un precio objetivo de 3,09 euros. 

Óscar Moreno, gestor de fondos de Renta 4, cree que hay que valorar la noticia de la venta de forma positiva, pues “habiendo problemas con las autoridades uruguayas, la situación se estaba enquistando y encontrar un comprador es muy positivo”. Moreno recuerda que la liquidez que otorga esta venta y el hecho mismo de poder desinvertir en un momento como el actual es bueno. Pero hay otros factores que deberían hacer de anuncio de Ence un impulso para la compañía. Primero que se elimina un factor de incertidumbre que pesaba desde hace tiempo sobre el valor, segundo que Ence mejora con esta venta su posición de deuda y tercero, que la papelera logra evitar la ampliación de capital que necesitaría para sacar adelante el proyecto en Uruguay. 

En concreto, Ence ha vendido a la finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco el proyecto de la planta de celulosa de Punta Pereira y 140.000 hectáreas forestales en Uruguay por 340 millones de euros, reduciendo su presencia en el país a 30.000 hectáreas de eucaliptos y una planta de exportación.

Resultados empresariales

Debido al deterioro del valor de los activos vendidos en Uruguay, Ence contabilizó una provisión neta de 63 millones de euros contra las cuentas del primer trimestre. Una provisión que, sumada al fuerte declive de la demanda de celulosa, provocaron pérdidas netas de 94 millones para la compañía. En todo caso, Julián Coca, de Inversis, cree que los resultados han sido buenos si quitamos la parte de los gastos extraordinarios, otras provisiones por depreciación de activos, sobre todo si tenemos en cuenta que el mercado de celulosa “cada vez va un poco más a la baja por la crisis económica”. Para este experto es importante el anuncio de la compañía de que realizará nuevas inversiones en la parte energética, “ya que el futuro de este tipo de compañías es ir cada vez más desde la celulosa hacia el mundo energético”.