Los contratos de futuro del oro más negociados en Nueva York alcanzaron precios a los que no había llegado hasta ahora y finalizaron a 893,60 dólares por onza, coincidiendo con un debilitamiento del dólar, entre otros factores. Los contratos del oro con entrega prevista para febrero añadieron así 11,90 dólares o un 1,42% al precio anterior, después de alzarse durante la sesión hasta los 897,30 dólares/onza. Los contratos que tienen prevista su entrega a partir de marzo superaron durante la jornada de hoy los 900 dólares/onza y con excepción de aquellos que vencen en marzo, todos se mantuvieron en esos niveles al cierre.