La decisión del Banco de Inglaterra de rebajar los tipos de interés al 0,5% y de imprimir 75.000 millones de libras (84.000 millones de euros) aumenta el riesgo de que la inflación se incremente y coloca al oro como la inversión más segura para evitar la pérdida de poder adquisitivo. Así lo afirmó hoy el Consejo Global del Oro (WGC), organización económica formada por las principales compañías mineras a nivel mundial, que destacó que esta materia prima se ha hecho con un "un papel fundamental" en el mercado a medida que la crisis financiera se acentúa y los mercados de renta variable acumulan retrocesos.