La fuerte depreciación del dólar volvió este lunes a impulsar con fuerza la cotización del oro, que ya ha marcado dos records en el día, superando los 1.127 dólares la onza y, más tarde, los 1.134 dólares en el mercado de futuros de Nueva York tras haberse mantenido por encima de los 1.115 dólares durante la semana pasada.

El euro, por su parte, sigue fortaleciéndose frente al dólar y marca 1,49 dólares siguiendo la tendencia de revalorización de la divisa única durante las pasadas semanas.

De este modo, el contrato del oro a diciembre, el más activo, subía 17,10 dólares a 1.133,80 dólares la onza tras alcanzar los 1.134,90 dólares, un récord para el contrato más activo en la división Comex de la New York Mercantile.

El contrato a noviembre, que registra escasa negociación, ascendía 15,50 a 1.131,60 dólares la onza, un récord para el contrato entrante.

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, destacó hoy durante un discurso pronunciado con motivo de su visita a China que el sistema actual ha probado su resistencia durante la actual crisis y se mostró esperanzado en que el dólar "siga siendo el principal tipo de cambio durante algún tiempo".

"El alza continúa", señaló Frank Lesh, corredor y analista de futuros de FuturePath Trading. "Hay un buen soporte y eso debería continuar, al tiempo que parece que el dólar podría registrar nuevos mínimos esta semana".

La depreciación del dólar ha supuesto una fuente de preocupaciones para la región asiática, especialmente desde que el principal exportador, China, mantiene su divisa en niveles manejables frente al dólar sintiendo un menor impacto en los precios para sus exportaciones que otras grandes naciones asiáticas que dejan flotar sus monedas libremente.