El precio del oro vuelve a subir por tercera sesión consecutiva, ante las expectativas de que la Reserva Federal recorte tipos este año. La debilidad del dólar frente al euro, favorece que los inversores vean el metal precioso como una alternativa a la inversión. Por su parte, la plata cae. El oro ha subido un 4,1% la última semana, el precio más alto desde mayo de 2006, mientras que el dólar cedió el 1%. Los futuros del oro para entrega en diciembre aumentaron un 0,5% hasta los 713,20 dólares por onza.