"Va a haber una clara y contundente moderación en la destrucción de empleo en 2010", señaló Zapatero, aunque reconoció que seguirá habiendo cifras "muy duras" en términos de paro que van a exigir "esfuerzos adicionales" y un "trabajo constante" para que cientos de miles de desempleados puedan tener expectativas de recuperar su empleo.

Además, en la rueda de prensa de balance del ejercicio, destacó que el compromiso del Gobierno ha sido mantener la protección y la cohesión social para atravesar "una época muy dura y difícil" y añadió que se ha ampliado la protección por desempleo, se han mantenido leyes como la de Dependencia o el compromiso de elevar las pensiones mínimas.

"Este compromiso firme lo mantendremos durante 2010 y durante toda la legislatura", aseveró.