El objetivo final de Telefónica, después de entrar en el capital de la compañía italiana Telecom a través de un consorcio, es la fusión entre las dos sociedades, asegura un reportaje publicado hoy en el semanario L'Espresso. Con el título "Telecom va a la Movida", el semanal de información general afirma que "el objetivo de Cesar Alierta (presidente de Telefóncia) sigue siendo la fusión entre las dos sociedades, y con el timón en manos de Madrid". Telefónica forma parte del consorcio Telco, que incluye el grupo Sintonía (de la familia Benetton), la aseguradora Generali y los bancos Intesa-San Paolo y Mediobanca, y que tras comprar la sociedad Olimpia se hizo con el 23,6% de Telecom Italia. "El más complejo desafío de Franco Bernabé, 59 años, que acaba de ser elegido administrador delegado de Telecom Italia son las relaciones con los españoles de Telefónica", señala el artículo.