El número de tarjetas bancarias en circulación en España se elevó hasta 76,40 millones al cierre de 2008, lo que representa un descenso del 1 por ciento respecto al récord de 77 millones alcanzado en septiembre de ese año. Pese a esta ligera contracción, el número de tarjetas creció en 2008 respecto al año anterior el 1,92 por ciento, el menor incremento de los últimos nueve años. Según los datos publicados por el Banco de España, en su mayoría facilitados por las redes de tarjetas, aunque el número de tarjetas de crédito se elevó en diciembre hasta 44,82 millones, el 3,05 por ciento más que en 2007, respecto al tercer trimestre la cifra se redujo el 1,1 por ciento.