El número de hipotecas aprobadas el pasado mes de abril en Reino Unido fue el más bajo registrado desde que comenzaron los registros, si bien superaron ligeramente los resultados de marzo, según datos de la Asociación de Banqueros Británicos (BBA, en sus siglas en inglés), que considera que el sector de la vivienda continúa la tendencia a la baja. Así, frente a las 35.546 concedidas en marzo, el pasado mes el total ascendió a 38.704, una cifra, no obstante, que representa un 40% menos que en abril de 2007. Además, se ha producido un significativo aumento de 60.410 a 74.722 de las personas que renegocian los términos de sus préstamos, que revela la necesidad de los propietarios de lograr condiciones más favorables ante las nuevas circunstancias del mercado.