El nuevo presidente de Toyota, Akio Toyoda, nieto además del fundador de la compañía, ha advertido de que la empresa automovilística afrontará otros dos años duros, al tiempo que indicó que el grupo dará más independencia a su filial norteamericana y centrará su estrategia europea en los vehículos híbridos. En sus primeras declaraciones a la prensa como presidente de la multinacional nipona, Toyoda indicó que Toyota hará todo lo posible por evitar tres años consecutivos de pérdidas. La empresa registró 'números rojos' en su año fiscal 2008-2009 y también espera un resultado negativo en el presente ejercicio.