El nuevo presidente ejecutivo de Royal Dutch Shell, Peter Voser, planea reestructurar las operaciones más importantes de petróleo para recortar costos y evitar que se repitan demoras en los proyectos, dijo el miércoles el grupo. Al igual que la reestructuración iniciada por su rival británico BP hace dos años, el plan de Shell toma como ejemplo la famosa cultura gerencial rígida del líder de la industria, Exxon Mobil. Pero los inversionistas lamentaron la ausencia de metas específica para los ahorros de costos.