El plan del Gobierno estadounidense para sanear los activos tóxicos de los bancos es un "robo" a los contribuyentes de Estados Unidos porque los expone demasiado al riesgo, y difícilmente funcionará si la economía sigue débil, dijo hoy el economista Joseph Stiglitz, ganador del premio Nobel en 2001. "El plan Geithner es muy defectuoso", dijo Stiglitz en una entrevista durante una conferencia de inversiones en Asia, organizada por Credit Suisse en Hong Kong. El plan que reveló ayer el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, que prevé la eliminación de deudas problemáticas en los balances de los bancos por un total de 1 billón de dólares, ofrece "incentivos perversos", dijo Stiglitz.