El índice Nikkei ha cerrado la primera sesión de la última semana del año con un repunte del 1,33%, hasta los 10.634,23 puntos. Por su parte, el Topix ha sumado un 0,6%, hasta 914,78 unidades.