El Nikkei cerró la sesión con una caída del 0.54% y marcó los 9.497 puntos. Una caída que contrastó con la revalorización que tuvo el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, que aumentó un 0.11%, hasta los 838 puntos.