El desplome del mercado de Wall Street este lunes ha dado lugar a recortes algo más discretos en Asia. El Dow Jones cerraba ayer con una caída del 2,11%, mientras el índice Nikkei hacía lo propio esta misma mañana (hora española) con un recorte del 0,4.

El Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado la sesión con un descenso del 0,4%, hasta los 8.314 puntos, su nivel más bajo de los últimos ocho meses. Precisamente, la Bolsa de Tokio, la más importante de la región asiática, ha comprado hoy la segunda bolsa más importante de Japón, la de Osaka, por un total de 1.680 millones de dólares.

Indénticos recortes en el resto de los mercados que han dado ya por concluída la jornada del martes. Los más pronunciados fueron los de Australia, que cedió un 0,7%, seguida del Hang Seng de Hong Kong, que cayó un 0,4% y del Shanghai Composite que apenas cedió un 0,05%.