El Ministerio de Finanzas alemán desmintió el miércoles una información de prensa según la cual el gobierno germano está revisando un plan de reorganización del sector bancario nacional. "No existen tales planes", dijo una portavoz del ministerio a Dow Jones Newswires, y añadió que el gobierno federal no tiene autoridad para reestructurar bancos controlados por el Estado, ya que eso sólo lo pueden hacer los propietarios de las entidades locales y de los estados. El diario alemán Financial Times Deutschland indicaba el miércoles que el Gobierno germano, su fondo de estabilización de mercados financieros, o SoFFin, y el banco central estaban estudiando los planes de reestructuración de los bancos controlados por el Estado y la creación de nuevos "bancos malos" en los que incorporar los activos tóxicos.