Descensos generalizados en la vieja Europa. La función llega a su fin y el telón rojo se desliza frente a unos inversores obligados a silenciar los aplausos ante los resultados de Mapfre y Banco Popular –ambos con cuentas mejor de lo esperado-. El Ibex 35 perdió un punto porcentual hasta situarse en los 11.621 puntos con OHL al frente de los descensos –cayó más de un 7%-. En el mercado de divisas, el euro-dólar cotiza a 1,49 unidades mientras el precio del crudo se mantiene en los 78 dólares/barril.
Los números rojos se ciernen sobre los índices europeos. La renta variable española cuelga el cartel de ventas y pende de un hilo en los 11.600 puntos al cierre de la sesión. El tono decepcionante se impone entre los inversores pese al buen sabor de boca que dejan las previsiones de Citigroup sobre el empleo en nuestro país. Y no es para menos después de que sus analistas auguraran un incremento “a un ritmo mucho menor” de la tasa de paro en 2010 frente a 2009 cuando alcanzará el techo en el 20%. Pero las pequeñas dosis optimistas acaban aquí, al menos en lo que a confianza se refiere, puesto que la confianza de los consumidores en Alemania registra un descenso en noviembre hasta situarse en los 4 puntos –tras los 4,2 puntos registrados en el mes de octubre-. Pese a este escenario el Dax alemán es el único índice del viejo continente que mantiene las ganancias, suma un 0,52% mientras el resto de plazas sucumbe al color rojo. Es el Cac 40 de parís el índice más penalizado, se deja un 1,67% un día en el que como protagonista del mercado francés se sitúa Credit Agricole tras anunciar que estudia una fusión con Société Generélé y Groupama. Mientras, el FTSE100 pierde un 1,13% y el Eurostoxx50 cae un 1,65%.

Dentro del selectivo español hay un claro perdedor con una caída superior al 7% en su dorsal. Hablamos de OHL que ultima la financiación a largo plazo de la inversión de 1.500 millones de euros que debe realizar en las cinco autopistas que el grupo se adjudicó en Brasil en 2007. Algo que no contenta, en absoluto, al mercado. Así lo reconoce Alejandro Varela, gestor de fondos de Renta 4, quien asegura que “el mercado está penalizando el incremento de su endeudamiento ya que nos encontramos en un momento en el que este tipo de prácticas no son bien vistas”. Ello, unido a una ampliación de capital, explica Varela, hace que a corto plazo “el valor esté sometido a una constante penalización”.

Pero los números rojos pesan, y mucho, también sobre los títulos de Iberia. La aerolínea ve caer su cotización hasta el 5,93% un día en el que, junto con British Airways y American Airlines tendría que prescindir de los “slots” -derechos de despegue y aterrizaje- si quieren obtener el visto bueno de la Comisión Europea a su solicitud de inmunidad antimonopolio. Así, el mercado pasa por alto la mejora de recomendación que llega desde Banesto cuyos analistas han elevado el precio objetivo de Iberia hasta los 2,48 euros desde los 2 euros anteriores.

Resultados sobre la mesa…

La semana comenzaba como terminó, examinando las cuentas rendidas por algunas de las cotizadas. Hoy era el turno tanto de Mapfre como de Banco Popular, resultados mejores de lo esperado según los expertos. Pero nada ha podio evitar que ambas compañías fueran arrastradas hacia los números rojos. Con una penalización del 3,66%, Mapfre cerraba la sesión tras mostrar un beneficio neto de 743,4 millones de euros en el tercer trimestre. Algo más madrugador fueBanco Popular, quien en los primeros momentos de negociación dio a conocer un beneficio neto atribuido de 651 millones de euros en los nueve primeros meses, lo que supone un 32,1% menos que en el mismo periodo de 2008. No obstante, la entidad despidió la sesión con una caída superior al punto porcentual. Desde el punto de vista técnico, Juan Enrique Cadiñanos, codirector de EJD Valores considera que “Popular debería confirmar la consolidación de medio plazo alcista en la que se encuentra, alcanzando el objetivo de 7,50 euros”.

Un día en el que tanto los bancos y como las cajas de ahorros han bajado el tipo de interés aplicado a los préstamos hipotecarios para la compra de vivienda al 2,89% en agosto, según ha dado a conocer el Banco de España, la tendencia bajista se impone en el resto del sector bancario. Bankinter ha visto descender sus títulos más de un 4% después de que los analistas de Renta 4 aconsejaran vender la acción. Por su parte, Banco Sabadell se dejó un 1,66% mientras Banesto cedió un 1,69%. Ventas entre los dos grandes, Santander sufrió una caída del 1,05% mientras BBVA, un día en el que Citigroup eleva su precio objetivo hasta los 15 euros, se dejó un 0,08%.

Del resto de pesos pesados, Repsol YPFcayó un 1,07%, Iberdrola cedió un 0,67%. Telefónica, tras anunciar al cierre del mercado que lanzará una emisión de bonos por 1.750 millones de euros a diez años, la operadora perdió un 0,76%.

Y en el mercado continuo…

Tubacex encabezó los descensos con caídas cercanas al 5,50%, seguido de Antenta 3 TV que se dejó un 5,18% y Grupo Tavex cedió un 5,15%. Del lado de los avances, Viscofan ganó un 2,09%, Banco Guipuzcoano avanzó un 1,93% mientras Azcoyen sumó un 1,72%.