Los bancos y las cajas de ahorros han bajado el tipo de interés aplicado a los préstamos hipotecarios para la compra de vivienda al 2,89% en agosto, lo que supone el nivel más bajo registrado desde que existe serie histórica, según datos del Banco de España.

El tipo de interés medio ponderado para los nuevos créditos es menos de la mitad del que se aplicaba doce meses antes (6,03%) y describe una tendencia similar a la de la evolución del precio del dinero tras los recortes aplicados por el Banco Central Europeo (BCE) para luchar contra la recesión.

Su evolución refleja el efecto de las medidas de apoyo articuladas por los bancos centrales para acabar con la crisis de crédito y recuperar las facilidades de financiación en los mercados mayoristas, lo que ha repercutido en el Euríbor, indicador al que se referencian la mayoría de hipotecas en España y que ahora se encuentra en niveles mínimos.

Concretamente, en lo que llevamos de año, el tipo de interés medio ponderado aplicado tanto por bancos como por cajas de ahorros para el nuevo crédito a la vivienda ha descendido un total de dos puntos porcentuales, a razón de un recorte máximo de 0,6 puntos y uno mínimo de 0,1 puntos porcentuales cada mes.

En agosto de 2003, el tipo de interés medio ponderado se encontraba en el 3,33%, nivel que mantuvo prácticamente igual doce meses después (3,27%).

Coincidiendo con el estallido de la crisis financiera internacional en agosto de 2007, el tipo de interés medio de las hipotecas se disparó hasta el 5,27% y un año después alcanzó su máximo histórico en el 6,03%, porcentaje que reflejaba tanto la mayor prima de riesgo por impago aplicada por las entidades como las restricciones crediticias en todo el mundo.

MENOR INTERÉS EN BANCOS QUE EN CAJAS

Por tipos de entidades financieras, los bancos aplican en la actualidad un interés medio ponderado para las hipotecas del 2,60%, inferior en 0,4 puntos porcentuales al de las cajas de ahorros (3,01%).

Asimismo, el descenso experimentado por estos intereses ha sido más acentuado en el caso de los bancos que las cajas de ahorros, ya que los primeros aplicaban un tipo medio ponderado del 6,08% en agosto de 2008 y de un 4,7% en enero de 2009, mientras que en el caso de las cajas, han pasado del 5,99% hace doce meses y de 4,87% en el primer mes del año al 3% actual.

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) explica que los bajos niveles de tipos de interés son un factor fundamental para 'mejorar' el umbral de esfuerzo para el acceso a la vivienda, junto a otros elementos como un mayor ahorro previo del comprador y un eventual descenso del precio del inmueble en cuestión.

La evolución bajista de los tipos de interés y el ajuste de los precios de la vivienda recrean un escenario de esfuerzo para la compra de casa similar al de 2004 y 2005, aunque el entorno económico actual, recesivo y con una elevada tasa de paro, sea la cara opuesta del que reinaba en esos años.

Aunque aún es prematuro hablar de recuperación económica los últimos indicadores inmobiliarios relevantes muestran cierta ralentización del ritmo de ajuste profundo del sector inmobiliario, según la AHE.

En este sentido, indica que la evolución favorable de los determinantes del esfuerzo para la adquisición de vivienda incide en las decisiones de segmentos específicos de compradores, sobre todo de los que son económicamente solventes y cuentan con ahorro suficiente, con lo que comienzan a participar en el mercado.