El deseo de Santander de participar en una ampliación de capital de Sovereign podría llevar a los inversores a temer que el banco español reciba una invitación del consejo de Sovereign para lanzar una oferta por la entidad estadounidense, señala BPI. No obstante, la inversión en la ampliación de capital no debería tener un gran impacto en las cuentas, indica. El WSJ informa de que Sovereign podría intentar obtener 1.500 millones de dólares para apuntalar sus ratios de capital, lo que significa que Santander tendría que invertir unos 375 millones para que no se diluya su participación del 25%.