El Banco de Japón (BOJ) comenzó hoy su reunión de dos días en la que se espera revise a la baja su estimación de crecimiento para el país en el presente año fiscal y alerte contra los riesgos de la inflación. Asimismo, el mercado espera que el BOJ mantenga los tipos de interés en el 0,5%. El banco central publicará un informe en el que revisará su previsión económica para Japón respecto a su proyección emitida en abril. En aquella ocasión el BOJ anunció un crecimiento anual del 1,5%, una cifra que ya representaba una revisión a la baja respecto al 2,1 estimado en octubre. No obstante, se espera que mañana el BOJ no publique cifras concretas. Respecto a los precios, se presume que el BOJ apuntará a la creciente presión inflacionista provocada por los precios del petróleo y otras materias primas.