En línea con la apertura de las plazas europeas, Wall Street abre sus puertas en negativo. Una caída del 0.68% que lleva al Dow Jones a los 9.539 puntos. Un descenso del 0,53% que, en el caso del Nasdaq, supone marcar los 2.069 puntos en su primer movimiento. Con pérdidas del 0.61% comienza a cotizar el S&P500 que cotiza en los 1.036 puntos.